Una boricua en Estambul: La vida de una puertorriqueña en Turquía


Algunos se van para Estados Unidos, otros para Latinoamérica, pero el amor llevó a la puertorriqueña Sony Antrón a vivir en Estambul, Turquía, la antigua Constantinopla, ubicada entre Europa y Asia. Ya son más de seis años los que lleva viviendo en este nuevo país. Aunque ha pasado mucho tiempo, no deja de experimentar choques culturales, en gran parte debidos a la barrera del idioma. Originalmente, llegó por por amor, pero decidió quedarse porque ahora hace de la ciudad y Turquía una nueva familia extendida. Antrón compartió con Cultura Hoy parte de su experiencia, los retos viviendo en un país con un idioma que no conoce y los choques culturales.

Este artículo es parte de nuestra sección Boricuas en el Exterior, en donde entrevistaos puertorriqueños que llevan viviendo años en otros países del mundo. (Además de Estados Unidos). ¿Sabes de uno? Escríbenos a hola@culturahoy.com con tus datos.

Cuéntanos sobre ti

Hola, Me llamo Sony Antrón. Vivo en Estambul hace casi seis años. Soy maestra de inglés. Durante los últimos seis años estuve viviendo en el lado europeo de la ciudad. Ahora vivo en el lado asiático. Soy boricua. Nací en Fajardo, Puerto Rico, pero crecí en Brooklyn, New York.

¿Por qué decidiste vivir en Turquía?

Llegue a Turquía por amor. ¡Pero no era que estaba buscando un turco! ¡Yo no sabía nada de Turquía! Me convertí al Islam tres años antes de conocer a mi esposo. Y quería casarme con un musulmán.

¿Cómo conociste a tu esposo?

Lo conocí en Internet. Hablamos un rato, y vine a Turquía a visitarlo. Hablamos, nos caímos bien y nos casamos. Tuvimos un hijo. Al final la relación no funcionó, pero decidí quedarme en Turquía.

¿Por qué decidiste quedarte en Turquía?

Me quedé en Turquía por mi hijo, y por el amor tan grande que le tengo a Estambul. He decidido seguir viviendo aquí.

¿Cómo es la cultura tuca? ¿Cuál crees que es la mayor diferencia?

La cultura turca es diferente en lo relacionado con el amor. Ellos son más privados en ese aspecto. Ahora que estoy «dating» me he dado cuenta de que, en Puerto Rico, nosotros creemos que el amor conquista todo, que lo único que necesitamos es amor. Pero aquí, es importante lo que te puede dar la otra persona, no solo el amor.

¿Has tenido choques culturales?

¡Al principio, cuando conoces a un turco, te pasmas! Te preguntan cosas personales, cosas como, donde trabajas, cuanto ganas, en donde vives. Es normal para ellos preguntar.

Nosotros, en Puerto Rico y Estados Unidos, tememos un concepto de «espacio personal». Aquí en Turquía eso no existe. Yo siento que en el supermercado a veces la gente se para tan cerca que creo que quieren «perrar» :).

Pero es parte de su cultura, es normal para ellos.

A veces es bien similar a Puerto Rico, como cuando el vecino te trae aguacates porque su palo está lleno.

Lo que si es bien bonito es que ellos te aceptan, te tratan como familia, Te cuidan, te dan comida, te cuidan los niños. Van al supermercado y piensan en ti. Ese aspecto es bien similar a Puerto Rico.

¿Es fácil hacer amigos en Turquía?

Creo que al ser extranjero, los turcos no se acercan a uno. Creo que por el temor de no hablar el idioma. Esto especialmente pasa donde estoy viviendo ahora, que es un área más tradicional, un área completamente turca.

En las áreas turísticas es diferente, porque están más acostumbrados a los extranjeros.

¿Qué es lo más que te gusta de Estambul?

Aunque nací en Puerto Rico, yo me crie en Nueva York. Para mí Estambul es una versión similar. Si quieres estar «pariciando» todo el día, puedes ir. Si quieres orar todo el día, puedes encontrar encontrar un lugar. Lo que hace especial la ciudad es que está entre dos continentes, es un lugar único en el mundo.

Me encanta que estoy en el centro de la ciudad, y conduces dos horas puedes llegar al bosque, hay lugares hermosos. ¡Y todavía estas en Estambul!

Las vistas, el panorama, especialmente el estrecho del Bósforo, en donde puedes ver todos los edificios antiguos, localizadas entre todos los edificios modernos. Es algo hermoso, es asombroso. Me encanta.

¿Extrañas algo de Puerto Rico / Estados Unidos?

Lo más que extraño es mi familia. Estoy aquí sola con mi hijo, no tengo familia acá. Extraño la comida. La comida Turca me gusta, pero luego de seis años todo empieza a saber igual. Usan los mismos ingredientes y las mismas especies. Extraño la comida puertorriqueña.

También extraño hablar con todo el mundo, entenderles y poder expresarme bien, en un idioma que siento que es mío. Yo me puedo expresar en turco, pero a veces pienso que hablo como un bebe. La gente me entiende, pero no es como mi español o como mi inglés.

También extraño el calor, no me gusta el frío. Mi sangre es boricua. 🙂

¿Hay un plato turco que se parezca a uno puertorriqueño?

Ellos tienen algo llamado içli köfte, es similar a una alcapurria pequeña. No es igual, pero es parecido.

Pero el sabor es diferente. Porque la sazón, las especies que usamos en Puerto Rico, no las tienen, no las usan. Yo tengo siempre que traer desde Puerto Rico.

¿Cuál es el mayor desafío?

El mayor desafío de estar viviendo aquí ha sido aprender el idioma. Yo empecé a aprender el idioma cuando me separe. Antes, mi esposo era mi traductor. Al principio tenía miedo de comunicarme con la gente, de hablar Turco. Pero ahora estoy aprendiendo.

Empecé con clases en línea, salí y empecé a hablar, empecé a entender. Expandí mi vocabulario. Ya se me quito el temor y estoy aprendiendo más.

La gente me dice que mi turco es maravilloso, pero yo sé que no es verdad. De todas formas me siento orgullosa de mí, de lo que he aprendido.

El turco no es un idioma fácil. Ahora mi estrategia es expresarme aunque lo haga mal. Si uno tiene temor, nunca va a aprender, nunca se va a practicar.

No quiero mudarme a otro lugar en el que tenga que aprender un nuevo idioma.

Cuál es tu lugar favorito en Turquía

Mi lugar favorito en Turquía es Capadocia. Es bien diferentes. Hay muchas cuevas y la gente vivía en ellas. Es como un desierto, pero no lo es. Me encantó.

¿Recomendarías que la gente visite Turquía?

Mudarse a vivir a Turquía, a Estambul, no está fácil. Especialmente si estás solo, si no sabes nada del idioma. Yo siempre le recomiendo a la gente que pasen los tres meses que tienen de la visa de turista, intenten vivir aquí, busquen un trabajo para ver si les gusta. Que vean que tan fácil o difícil se les haría. Porque puede ser un choque cultural grande por el idioma, las costumbres, la religión.

Pero a la vez, no he conocido a nadie que ha pasado un rato y no quiera volver. Todos quieren volver. La gente siempre dice, dice, «hay algo que me atrae de Turquía, quiero regresar, necesito regresar.»

Sigue a Sony en Instagram @boriturca

Compartir es bueno