Mejora tus fotos usando la regla de los tercios


Una de las reglas de composición fotográficas más conocida es conocida como la Regla de los Tercios. Incluso, también se utiliza en otras artes visuales como la pintura y el diseño. Esta sencilla regla nos permite mejorar la composición de nuestras fotos. No es una regla que debemos usar todo el tiempo, pero a la vez, siempre tenemos que tenerla presente si queremos que nuestra composición pase a ser más interesante.

Artículos para aprender fotografía: Encuentra las reglas de fotografía, reglas de composición y consejos para mejorar tus fotos. Ver más >>

Cuando estamos aprendiendo es fácil no pensar en nuestra composición. Es fácil tomar todas nuestras fotos con los sujetos en el centro. La regla de los tercios nos obliga a detenernos y pensar en otra forma creativa de tomar nuestra fotografía.

Regla de los Tercios

La regla de los tercios es simple. Se trata de dividir imaginariamente la imagen en tres partes iguales, tanto de manera vertical como de manera horizontal. Dicho de otra manera, nuestra imagen quedará dividida en nueve partes exactamente iguales, imaginando dos líneas paralelas verticales y dos líneas paralelas horizontales.

La idea principal es componer nuestra imagen de manera que el punto de interés, punto fuerte, o sujeto principal, quede ubicado en uno de esos cuatro puntos de intersección que forman las líneas paralelas. Así lograremos una composición más interesante y sobre todo, lograremos definir el centro de atención de la imagen.

De donde viene la regla de los tercios

La regla de los tercios es una técnica que se ha utilizado durante muchos siglos en el arte y la composición visual. Se ha encontrado evidencia de su uso en la pintura y la fotografía desde la época renacentista, aunque se cree que los artistas y diseñadores han utilizado principios’de estética similares desde la antigüedad, aunque con otros nombres.

Artículo Relacionado: Usa líneas para mejorar las fotos

La popularización del término «regla de los tercios» se atribuye comúnmente a los fotógrafos y artistas del siglo XX.

Ejemplos de fotos con regla de los tercios

Veamos algunos ejemplos en el cual se aplica la Regla de los Tercios, e imaginemos las líneas paralelas.

Es evidente que en el ejemplo anterior se ha aplicado la Regla de los Tercios. Nuestra mirada va inmediatamente hacia el punto de interés, el pajarito, ubicado en el punto inferior izquierdo, en donde se intersecan las líneas imaginarias. Además, la foto mantiene una composición interesante y atractiva.

No todo tiene que estar en el centro

No tienes que usar la regla de los tercios todo el tiempo. Pero siempre es bueno tomarla en consideración cuando hagas una foto. Esta regla podemos aplicarla en retratos, paisajes, bodegones, etc. Siempre que sea posible, debe aplicarse al momento de tomar la foto. De no ser posible hacerlo en ese momento, se puede encuadrar la foto en un programa de edición fotográfica.

Compartir es bueno