Girl wearing Easter bunny Headwear covering her Eyes with Easter Eggs

¿De dónde viene el conejo y los huevos de Pascuas?


Durante pascuas es tradición en muchos países del mundo esconder huevos coloridos para que los niños pequeños y los adultos que nunca crecen los encuentren. Es el conejo de pascuas es el animal de la temporada y el encargado de esconder los huevos rellenos de dulces en el jardín. Pero, ¿de dónde proviene el conejo realmente? ¿Los conejos ponen huevos? ¿Por qué un conejo es el símbolo de la Pascua cristiana? ¿De dónde vienen la tradición de los huevos de Pascua?

¿De dónde viene el conejo de Pascuas?

El Conejito de Pascua es uno de los símbolos comúnmente asociados con la festividad cristiana de la Pascua. Sin embargo, los orígenes de esta tradición no son cristianos.

En el noreste de Europa, en los días antes del cristianismo, las tribus teutónicas solían celebrar festines en el momento del equinoccio de primavera para honrar a «Eostre», su diosa de la primavera y fertilidad – quien a menudo era simbolizada por un conejo.

El origen del Conejo de Pascua se remonta a las festividades paganas de la primavera. En la antigüedad se celebraba la fecha que pone fin al invierno porque esta representa un nuevo renacer, el inicio de las temporadas de siembras y cosechas. En estas fiestas se veneraba especialmente a Ostrara, la diosa de la fertilidad. En la mitología esta diosa estaba representada por un conejo.

Esta diosa del renacer o despertar también está asociada con la primavera y el equinoccio, que en el hemisferio norte se da entre el 20 y 21 de marzo de cada año.

Esta diosa de la primavera y fertilidad es asociada al conejo debido a su increíble capacidad de reproducirse. De hecho, originalmente se creía que los conejos podían reproducirse sin apareamiento, esto debido a que algunas hembras de la especia pueden quedar embarazadas nuevamente antes de dar a luz a su primera camada.

¿El conejo da pascua pone huevos?

Many colorful Easter eggs

No se sabe con certeza como se originó la tradición del conejo de pascuas y los huevos. Pero el erudito Richard Sermon escribo sobre este tema:

«Los conejos se veían con frecuencia en los jardines en primavera, y así pueden haber servido como una explicación conveniente para el origen de los huevos de colores escondidos allí para los niños.»

Alternativamente, existe una tradición europea del siglo XVI en la que se hacía pensar a los niños que los conejos ponen huevos. El conejo de Pascua, «Osterhase», era un personaje popular en las historias y leyendas alemanas. Se decía que el conejo ponía huevos y los escondía en los jardines como una sorpresa para los niños.

Se cree que esta leyenda comenzó porque las pisadas de los conejos y las de las aves playeras son similares, ambos ocurren en praderas y se ven por primera vez en primavera.

El conejo de pascuas y el cristianismo

Pintura de la Virgen Maria con un conejo.

El mito de que los conejos podían tener crías sin aparearse llevó a la iglesia cristiana primitiva a asociar a los conejos con la Virgen María. Los conejos y las liebres podían dar a luz y aún así ser «vírgenes». Es por esta razón que podemos encontrar muchos conejos en las pinturas religiosas medievales.

En el año 595 d.C., el Papa Gregorio envió a Inglaterra a 40 monjes romanos con la tarea de convertir a los anglosajones al cristianismo. Una de las instrucciones del Papa era el combinar las fiestas paganas con las celebraciones cristianas.

Bajo las instrucciones del Papa, los 40 misioneros convencieron a los britanos paganos de integrar sus antiguas celebraciones con festividades cristianas, donde ambos calendarios festivos coincidían.

El conejo de pascuas llega a América, junto con el capitalismo

Con el tiempo, la tradición de decorar huevos se fusionó con la del Conejo de Pascua y comenzaron a entregarse huevos decorados como regalos.

En el siglo XIX, la influencia de las tarjetas, juguetes y libros de Pascua hizo que el Conejo de Pascua/Conejito fuera popular en toda Europa. Los inmigrantes alemanes exportaron entonces la costumbre a América, donde evolucionó en el Conejito de Pascua».

Se cree fueron los inmigrantes Alemanes los que introdujeron la tradición a América. A principios del siglo XX, la tradición del Conejo de Pascua se había extendido por toda América del Norte convirtiéndose en una de las festividades más populares. El capitalismo llevó a que las personas encontrarán oportunidad vendiendo decoraciones, huevos y dulces para la Pascua. El Conejo de Pascua se convirtió en un símbolo común de la ocasión.

Así que todo es una mezcla entre la diosa pagana de la fertilidad, una leyenda alemana y el capitalismo. ¡Felices pascuas!

Compartir es bueno