Belgrado, una ciudad blanca: Una mirada a un bario olvidado una capital europea [fotoensayo]


Erik Semashkin para PuroPixel (Original en inglés)

Mientras París está desmantelando los últimos barrios marginales de Île-de-France para prepararse para los Juegos Olímpicos de 2024, en la pequeña capital de Serbia, Belgrado, que ya tiene el doble de habitantes en estas instalaciones, el número de estas viviendas se ha duplicado en los últimos años, y la tasa de extrema pobreza está disminuyendo después de la crisis sanitaria y la guerra en Ucrania.

Una niña camina por las calles de Belgrado. Foto por Erik Semashkin
Un niño disfruta de un postre. Foto por Erik Semashkin

Siendo actualmente estudiante de Cine en la Universidad de París 8, ya he podido realizar diversos cortometrajes y series de fotografías sobre el tema del consumo excesivo y la inmigración, pero estas obras siguen siendo una representación abstracta de la realidad y a veces se acercan al elitismo. Pero al mismo tiempo, pude descubrir gracias a mi pareja lo que era en ese momento la capital comunista de Yugoslavia, Belgrado. Y quizás por nostalgia de mi país natal que no he visto durante años, Ucrania, rápidamente tuve afinidad con Serbia a través de su cultura y su gente, a pesar del estrecho vínculo entre esta y Rusia.

Hice tres cortometrajes allí sin mucho interés, pero año tras año tuve la oportunidad de acercarme a los barrios marginales que dominan la ciudad. El descubrimiento de las viviendas, el encuentro con sus habitantes y su forma de vida me empujaron a darles voz y visibilidad en el mundo.

La serie fotográfica «Belgrado, una ciudad blanca» es solo el comienzo de mi trabajo con esta minoría; planeo realizar un documental completo al respecto pronto.

El fotógrafo posa junto a una familia en Serbia.

Fue en mayo de 2023 cuando fotografié cuatro barrios marginales, dos de ellos solos ubicados hacia el distrito de New Belgrade, y otros dos en el sureste de la capital, esta vez acompañado por el Centro de Integración Juvenil. Una de las pocas organizaciones en la región que ayuda a esta población gitana, que principalmente emigró de Kosovo durante la última Guerra Yugoslava a fines de los años 90.

Dos niñas miran misteriosamente al fotografo. Foto por Erik Semashkin
Una niña en las calles del barrio capitalino. Foto por Erik Semashkin

Este centro se ocupa más específicamente de los niños de la calle, ayudándoles a integrarse en la sociedad. Cabe recordar que existe una fuerte discriminación contra esta población; «Algunos padres se niegan a enviar a sus hijos a la escuela junto a los gitanos», confía uno de los empleados del centro. Esta discriminación ha llevado durante décadas al agrupamiento y aislamiento de esta población, obligando a muchos a realizar trabajos ingratos, a veces ilegales (robo, tráfico de drogas, prostitución) y creando una cultura de pobreza; violencia constante, consumo de drogas, matrimonios a temprana edad…

Un niño juega con su mascota. Foto por Erik Semashkin
Niños se asoman y posan timidamente. Foto por Erik Semashkin

Finalmente, creo que muchos ya conocen estas tristes consecuencias, ya sea al ver películas sociales o al deslizar historias en Instagram. Cada vez representamos estas escenas de pobreza con una imagen grisácea, desprovista de vida, de acción, que es una versión de la realidad. Pero realmente quería presentar ambas facetas en mi serie fotográfica, incluida una viva donde estos habitantes aún conservaban una esperanza marcada por leves sonrisas, a menudo presentes en la juventud medio inocente.

Ya sea un trabajo documental o una excursión egocéntrica a la pobreza, estas fotos siguen siendo una huella importante de las consecuencias de las disputas territoriales en Europa, así como de la negligencia de los gobiernos hacia la minoría gitana.

Familia posa para la cámara. Foto por Erik Semashkin
Un hombre busca que se puede reutilizar dentro de una montaña de basura. Foto por Erik Semashkin

Sobre el fotógrafo

Erik Sémashkin Llegó desde Ucrania a Francia en 2012 y aprovecho la oportunidad para combinar su amor por la construcción y la dirección cinematográfica. Con su trabajo busca enlazar sus experiencias personales con temas de actualidad. Entre los temas que trabaja se encuentran la ecología, las condiciones de trabajo y los conflictos internacionales.

Colaboró con PuroPixel con otra publicación: Basura en las Calles de Paris

Puedes seguir a Frank en su cuenta de Instagram: Erik Semashkin (@erik_semashkin)

Compartir es bueno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *